¿Cambios en tu piel?

Ya sea manchas, nuevos lunares o lunares que ya tenías y que cambian de forma o de color, resequedad, descamación ó irritación, todos son detonantes para que visites a un dermatólogo certificado que pueda darte el mejor diagnóstico y tratamiento.